domingo, 8 de enero de 2012

XX Ruta de Carlos III - Ciudad del Sol

Hoy, todo un clásico en las carreras de preparación de la Maratón de Sevilla. Los 25600 metros entre la Luisiana y Ecija, pasando por El Campillo y Cañada Rosal. Una carrera muy bonita y fantasticamente organizada, que ha vuelto a cumplir las espectativas y en la que hemos disfrutado bastante.

Por la mañana temprano, Damián me recogía en casa y nos dirigimos a la meta, en Écija. Alli habíamos quedado con Marisa y Simon. Ellos dejaron su coche con las mochilas de todos cerca de la llegada y nos dirigimos a la salida en La Luisiana con el coche de Damian.
Tiempo para recoger los dorsales y saludar a unos cuantos amiguetes, hacía frio en la salida, pero no como otras veces. Una vez con los dorsales, los tipicos preparativos de poner el dorsal, coger la riñonera con las pastillas masticables de isostar, que hoy utilicé en los avituallamientos, las cinchas rotulianas y colocar el pulsometro y a calentar un par de kilometrillos.
Hoy estaba de un par de importantes estrenos. Por un lado las mallas de compresión para cuadriceps CW-X Pro, y por otro lado lo más importante, las zapatillas Nike Pegasus 28 que ayer conseguí a muy buen precio en las rebajas. Es una locura estrenar unas zapatillas en una carrera, pero visto los problemas que tengo con mis otras zapatillas, principalmente de rozaduras y ampollas, el buen resultado que me han dado siempre las Pegasus, y las molestias que ya tenia en el tobillo, me decidí a arriesgar y probar algo nuevo, y creo que salió bien.
La idea de hoy era hacer la prueba en torno a 5:30 el km, que es el que quiero que sea mi ritmo de maratón. A partir de ahora intentaré hacer las tiradas largas a este ritmo para acostumbrarme bien. Pero por otro lado, en las dos ultimas semanas he perdido forma más que he ganado, por los problemas que me aparecieron en los tobillos, un par de dias que dejé de entrenar por esto, y los problemas que también tuve en mi ultima tirada larga de la semana anterior. Por lo tanto, llegaba a la carrera con dudas sobre si conseguiría el objetivo.
Dispuesto a hacer 25,6 kms y romperse un gemelo

Despues del calentamiento nos colocamos en la salida, Damian y Simon irían a ritmo más rápido, pero tambien me encontré con Pinteño y con Rafa y Eva. Rafa pensaba acompañar a Eva, y la idea de Eva tambien era este ritmo, al igual que Pinteño, por lo que hicimos grupo para hacer la carrera juntos. A Marisa no la vimos en ningun momento.
Se da la salida y poco a poco nos vamos acomodando al ritmo objetivo. Al poco de empezar nos encontramos con Carmen, hablamos con ella y parece que tambien se viene a nuestro ritmo. Los primeros kms nos cuesta algo de trabajo lograr el buen ritmo de crucero y quizas en algun momento vamos mas rapido de la cuenta. El viento, aunque no es muy fuerte da de cara y molesta bastante, sobre el km 4 llegamos a la aldea de El Campillo, con bastante gente animando a los corredores. Algo después Carmen se queda algo rezagada y nos dice que segurá a su ritmo.
Seguimos Pinteño, Rafa, Eva y yo camino de Cañada Rosal, el viento es algo molesto, pero aún asi mantenemos un buen ritmo entre 5:25 y 5:30. Lo bueno de este viento es que refresca bastante y hace que no se pierdan fuerzas por el excesivo sudor, realmente a mi no me ha llegado a molestar mucho, aunque fuese de cara. Vamos charlando todo el tiempo y la carrera se hace bastante amena. Luego entramos en Cañada de Rosal, mucha mas gente que nos sube los animos con sus gritos de animo, vamos bastante bien, además la travesía por Cañada de Rosal es cuesta abajo. Pero a la salida hay un repecho mas acusado, que se empieza a hacer duro. Aunque con algun que otro descanso la carretera continua en un ascenso suave hasta aproximadamente el km 16.  Por esta zona el ritmo empeora algo, entre 5:30 y 5:40, y me aparecen algunas dudas de poder seguir así, pues el terreno es mas exigente. Aun así el ritmo que llevamos no es malo. Después del avituallamiento del 15, Rafa decide aumentar su ritmo y avanzar de forma progresiva, por lo que se va por delante y quedamos Pinteño, Eva y yo.
Algo antes del km 18 me pasa una cosa bastante extraña. De repente siento debajo del gemelo de la pierna izquierda un fuerte pinchazo, como un mordisco. Me temo lo peor porque la sensacion es de una rotura. Me paro y me toco, presiono y masajeo la zona, comienzo de nuevo a correr y poco a poco dejo de notar molestias. Sigo pero con miedo, dudo si dejar a mis compañeros avanzar, si aflojar el ritmo, si parar de nuevo a estirar. En ese momento pasa por el lado nuestro una ambulancia, me dicen mis compañeros que les pida réflex, pero no lo hago. Poco a poco va desapareciendo la molestia, hasta que unos minutos despues parece que se me ha pasado del todo y he recuperado el ritmo. Procuro olvidarme de esto y seguir para adelante.
Llegamos al ultimo avituallamiento del km 20. Todos los avituallamientos han sido bastante buenos y sin problemas he podido beber agua y tomar las pastillas de isostar. Recuperamos algo de ritmo, el terreno ya no pica tanto en subida, la media maraton la pasamos aproximadamente en 1h56m y empezamos a pensar en la cuesta abajo de antes de llegar al pueblo.

Una vez en la bajada, buena prueba para las mallas de compresion, los cuadriceps no se resienten mucho. Hemos subido bastante el ritmo pero controladamente, adelantamos a bastante gente, tambien nos sirve para recuperar y en seguida entramos al pueblo. Los adoquines molestan, pero los animos de la gente, la aceleracion de la bajada y la cercania de la meta nos hacen aumentar bastante el ritmo y lo logramos mantener durante el callejeo del pueblo, durante el que conseguimos adelantar a mucha mucha gente. Km 23 en 5:09, km 24 en 5:06, km 25 en 5:08 y los 600 metros finales a media de 4:58. Entramos los tres en meta con los brazos en alto y muy muy contentos, no sé si algun fotografo habrá logrado la instantanea.

Luego recoger la camiseta tecnica, el trofeo tamaño XL (hace que cuando llegues a casa se crean que has ganado la carrera) que dan a cada uno de los participantes y una fantastica bolsa del corredor con 2 naranjas, 2 botellas de agua, un aquarius, un bocata de salami y  2 pastelitos. Una carrera que merece mucho la pena, de las mejores de la provincia.

El balance muy positivo, aunque con algunos momentos malos, he conseguido llevar un ritmo que puede ser muy bueno para el maraton y en los ultimos kms he podido aumentarlo. Muscularmente bastante bien. Las nuevas zapatillas sin ninguna molestia, las mallas otro tanto, creo que han sido un acierto comprarlas. Los problemas del dolor del tobillo no han aparecido.
Tan solo algunas molestias en la rodilla derecha, y sobre todo el pinchazo debajo del gemelo, que ha sido lo mas problematico. Ahora en frio, despues de unas horas de la carrera siento un leve dolor en esa zona. He puesto hielo, pero no se si será mejor calor para esto. Lo malo es que si es un principio o una pequeña rotura en otro entrenamiento podría empeorar, a ver en las siguientes horas como evoluciona.

Posicion final: 1004 / 1189  Veterano B: 208 / 230.

Ritmo de carrera junto al perfil de elevacion, se aprecia donde tuve que pararme antes del km 18.

Articulos relacionados por categoria