martes, 23 de abril de 2013

I Gran Fondo del Aljarafe (Sem. -3)

Nueva carrera que disfrutamos el pasado domingo, con un recorrido espectacular.
Pero ha s ido una carrera que a sus organizadores les ha traído bastantes dolores de cabeza. En un principio por la insistencia de algunos de recuperar una vieja idea muy complicada (paso por 8 pueblos del Aljarafe), y por la burocracia final de otros en obtener los permisos.
A dos días vista de comenzar la prueba, tuvieron que rediseñarla totalmente, casi desde cero. Pero llevando a cabo la idea inicial, que es la que debió haberse trabajado desde un principio, que era un recorrido de unos 37 kms por el Corredor Verde del Guadiamar. El resultado final, seguramente mucho mejor que el inicialmente previsto. Pero no hay derecho a los disgustos, prisas y nervios que se han llevado los organizadores y colaboradores, en estos ultimos días. Principalmente Fran Castillo y los integrantes del Club Atletismo Guadiamar como principales colaboradores.

El domingo, viene a recogerme Agustín temprano a casa y tiramos hacia Sanlucar la Mayor. Buen aparcamiento entre la salida y el Pabellon donde se entregan los dorsales y allí saludo a Fran y a otros amigos más mientras recogemos los dorsales. Por allí se encuentra también la hucha que me pidió Fran Castillo para que elque quisiera colaborar, pudiera hacerlo en ese momento con mi reto solidario.
De camino hacia la salida vemos al amigo Espi, junto con quien nos vamos hacia allá, y también a Marmen y David, que ha empezado a correr hace unos minutos, y que durante la carrera lo veremos montones de veces hacia delante y hacia atrás, en su intento de usar la carrera como una sesion preparatoria de unos 60 kms para los 101 de Ronda.
Llegamos a la Plaza del Ayuntamiento, donde es salida y meta y allí saludamos a muchísimos amigos. En esta carrera éramos pocos, pero mucha, mucha gente conocida. Entre ellos, Segundo, con el que hace muchísimo tiempo que no compartimos un entrenamiento y que habíamos quedado hace unos días en hacer la carrera juntos.
Esperando la salida, con Simon, Agustin, Pacokrack, Juan Carlos, Damián y Marisa.
Minuto de silencio por las víctimas de Boston y pistoletazo de salida, todo el pelotón se mueve por las calles del pueblo a ritmo tranquilo, en dirección a unos caminos que conectan con la zona de la Autopista de Huelva, donde está el carril por el que bajaremos hacia el Corredor Verde del Guadiamar.
Bueno, a ritmo tranquilo, pero con la bocina de la Ambulancia que venía detras de todo el mundo a toda pastilla, qué cosa más molesta. Cuando al cabo de 10 o 12 minutos al tío se le ocurrió apagarla, se llevó el espontáneo aplauso de todo el pelotón.
Salimos en una zona intermedia de la carrera, y prácticamente todo el mundo que viene detras y que va más rápido nos adelanta. Charla o saludos con muchos de los que nos van adelantando, que hizo más ameno el camino a la bajada de la autopista. Con Angelito y resto de pretorianos de Tomares, Pepe Ríos, con el que ya casi en todas las pruebas largas me encuentro... Y con Juan Carlos, que viene descolgándose porque dice que tiene dolor en un tobillo, pero un par de kilometros más tarde, casi llegando al puente de la autopista, aviva su ritmo y se va por delante.
En este tramo ya andamos un poco, cosa que casi nadie hace, con lo que nos quedamos muy atrás. Tan solo vienen detrás el grupito de Sandra y Marmen y detrás Estrella y Abencio.

Cruzamos el puente y la bajada es vertiginosa, un par de kms de buen desnivel, donde los de delante ya nos han cogido bastantes metros de ventaja. Nosotros bajamos controlando mucho, ritmo lento pero seguro, que es lo previsto para toda la carrera.
Al llegar abajo, primer avituallamiento. Aproximadamente km 5,5 y unos 37 minutos de carrera. Avituallamiento de vasos de agua y bastante bien atendido por los voluntarios. Con la parada de aquí, el grupito de Sandra y Marmen se nos echa encíma, por lo que compartimos unos instantes, hasta que nosotros volvemos a trotar, ya que parece que ellas van a andar durante más tiempo.
Esta parte del recorrido entre los puentes de la Autopista A-49 y el puente de la N-431, es sin lugar a dudas lo más bonito. Se pasa más cerca del río y se tiene a la vista casi todo el tiempo, mucha más vegetación y arboleda. Además, las colinas de la cornisa del Aljarafe están más cerca, y con todo el verdor de las ultimas lluvias y la cantidad de flores que hay, parecía absolutamente que estabamos en Asturias o algo así.




La parte más bonita del circuito
Entre el trote suave y la animada y continua charla con Segundo y Agustín llegamos al siguiente avituallamiento donde además de agua hay naranjas cortadas (echo de menos platanos, no suelo tomar naranjas). Este avituallamiento también bastante animado, debajo del puente de la carretera nacional, y al lado del Area Recreativa de las Doblas, por donde pasamos andando y tiene gracia, pero un hombre animando la carrera, nos dice que nos dejemos de charlas y que nos pongamos a correr, a lo que le hacemos caso y comenzamos el largo tramo que nos llevará hasta el paso, creo que se llama de la junta de los ríos, donde volveremos de nuevo por donde hemos venido. 1h01m en este punto, km 9 de la prueba.
La media está siendo muy interesante, mas de 8 kms a la hora. Ya detras nuestra no se ve a nadie en la lejanía, y por delante solo se ve a distancia variable segun coincidamos corriendo o andando un par de marchadores.
Mas o menos la forma en que nos vamos moviendo es trotar suave sobre 10 o 15 minutos y unos 3 o 4 minutos andando, y asi todo el rato. De esta forma el desgaste es minimo, por lo que los kilometros se nos pasan rapidísimo, y con la amena charla muchísimo más.
Por el km 11 tenemos el encuentro con Jose Luis Olivares, al que echamos mucho de menos en estas pruebas y con el que paramos un rato. Un poco aburrido el sitio que le ha tocado cuidar, en solitario. Le hacemos un video y él nos hace unas fotos, mas tarde, por el km 26 volveremos a vernos.
En el km 11, primer paso por Olivares check point
Una vez pasado este punto nos extraña aún no haber visto al primero de vuelta hacia la meta, pero un rato después, aproximadamente por el km 13, en 1h30m de carrera, aparece Fran Castillo con una diferencia grándisima sobre el segundo clasificado. Impresionante lo de este hombre, y merecidísima la victoria que tendrá en esta prueba. Sólo un poco después, más allá del km 14 llegamos al avituallamiento de Los Lentos de Toreblanca, que es donde confluyen la gente que va y que viene, por lo que a partir de ahora ya no nos cruzamos con nadie.
Seguimos nuestro camino de la misma manera, trotando y descansando a ratos, con la misma charla y con los dos marchadores que llevamos delante a la vista, por detrás sigue sin verse a nadie. De vez en cuando nos curzamos con David, que en su afán de llegar a los 60 kms está trotando hacia adelante y hacia detras por la propia carrera. Ya en un par de ocasiones nos ha adelantado o cruzado de frente con nosotros, comentando como van por detras o adelante, curiosas las cosas que llegamos a hacer eh? Como las barritas de fruta del decathlon, pero tambien una deliciosa  rebujina de frutos secos con la que nos obsequia Agustín.
Cerca del km 16 cuidando un cruce vemos a nuestro amigo Pepe Sosa junto a un compañero suyo. Gran saludo y grabada en video que nos hace, a ver si es capaz de sacarlo de la cinta y podemos verlo, porque puede estar bastante gracioso.
Y así, casi sin darnos cuenta llegamos al final del recorrido, a partir de ahora camino de vuelta, en principio por la otra orilla. Km 18,5 en aproximadamente 2h10m, el ritmo medio sigue siendo bastante bueno, y llegamos a un avituallamiento tambien genialmente atendido. Aquí, además de agua hay isotónica. Bebo de ella dos vasos, pero cometo el error de no rellenar uno de mis botes que ya está vacío.
Sin entretenernos mucho, ya vamos por el camino de vuelta y con esta ultima parada, a la salida del avituallamiento nos pegamos a los dos corredores que estaban delante nuestra y nos damos cuenta de que llevan gorra pretoriana, nos saludamos y comentamos que es una delicia que el tiempo esté respetando. Porque no lo he dicho antes, pero con la barbaridad de calor que hizo los dias previos, amaneció nublado y fresco y se estaba manteniendo así todo el rato. Una delicia de día vamos.
Nos adelantamos a los dos corredores que antes teniamos delante y les vamos dejando atrás. Pasamos la media maraton en una 2h30m. Segundo dice que ha sido en el mismo tiempo que él pasó en el día del Maraton y que se encuentra muchísimo mejor. Y eso es lo que tiene el caco, que hace que el esfuerzo para completar una determinada distancia sea muchísimo menos duro.
Nos vuelve a adelantar David, y nos dice que las distancias con los grupos de cola ya son muy grandes, dice que no va a volver a retrasarse y se va por delante nuestra.
Enseguida llegamos al desvío donde volveremos a tomar la misma orilla del rio por la que habíamos llegado.
En este desvío nos encontramos a Lola, a quien saludamos, y avanzamos hacia una especie de embalse con un puente muy bonito, que acaba en un arco de vegetación, debajo del cual llegamos al camino de la otra orilla, de nuevo al avituallamiento de Los Lentos, donde ahora también se encuentra Pepe Sosa, a quien volvemos a saludar. En este sitio, en el que hay sólo agua, Agustín me da unas pastillas esfervescentes de Isostar, con lo que ya tengo mi bote relleno de isotónica.
Con el entretenimiento en este avituallamiento, los dos compañeros con la gorra pretoriana se vuelven a poner a nuestro lado y continuamos unos minutos andando juntos. Ya nos cuentan que llevan la gorra porque son aspirantes a pretorianos, y que entrenan con los del Comando Castilleja, por tanto conocen a Potaje y demás. Ya les contamos que nosotros también les conocemos a ellos... Es graciosa la coincidencia. Parece que van a continuar con nosotros, pero poco después de volvernos a poner a trotar se quedan detrás y ya no los volveremos a ver en lo que resta de carrera.
Ahora volvemos a pasar por todo lo anterior, km 26 es donde se encuentra Jose  Luis Olivares, que nos hace un buen video. Por aqui ya se nota algo más el cansancio, pero principalmente Segundo está que se sale y hay que esforzarse por poder seguirle. Incluso tiene ganas de llegar hasta la subida de la autopista corriendo sin parar... Pero no nos convence y seguimos trotando cada cierto tiempo. Así trotando trotando llegamos de nuevo al avituallamiento de las Doblas, km 28 en 3h22m. Quedan algo menos de 4 kms para comenzar la cuesta.
En el avituallamiento de aquí recargamos pilas y nos preguntan si viene gente detras a lo que respondemos que sí. La verdad que para los voluntarios el que haya pocos corredores se tiene que hacer bastante duro. Y también para los propios corredores en sí, porque ver poca gente por el camino es bastante más aburrido.
En el avituallamiento de Las Doblas
De camino a la ultima subida
Volvemos a pasar por el tramo más bonito del recorrido, la zona del río que se dirige hacia Aznalcázar. El sol ahora comienza a abrirse paso entre las nubes y hace que el paisaje se vea más bonito aún. Segundo sigue fuerte y es el que marca el ritmo, me fijo en su zancada y es la economía de carrera pura, prácticamente no levanta los pies del suelo, casi los arrastra. Es como el avanzar de un costalero, creo que ese es su secreto. Pasamos el km 30 en 3h36m. En un par de kilómetros llegamos debajo de la autopista donde está el avituallamiento, reponemos líquidos y continuamos ahora ya sí andando por la fuerte subida al lado de la autopista. Durante la subida me tomo la ultima barrita de frutas e intentamos poner un ritmo bueno de marcha. El sol ya pega con fuerza y el sudor entra por los ojos y todos lados. Hay ganas de llegar lo antes posible a meta. Ni por delante se ve a nadie a quien poder coger, y lo mismo por detrás. En el tramo más duro de la subida vemos a Félix con la bici, nos hace una foto, y enseguida llegamos al ultimo avituallamiento, reponer bote, aunque queda poco y como en todos los demás, buen humor y toda la ayuda necesaria la prestada por unos magníficos voluntarios que ha tenido la carrera.
Cruzamos el puente y ya a partir del km 34 hasta meta sin parar de trotar, aún en las leves cuestas arriba. Hubo un momento donde noté los cuadriceps cargados y que podrían dar algún problema, pero reduciendo un poco la velocidad fue suficiente para recuperar. Segundo seguía fuerte, incluso le dijimos que avanzara, pero prefirió quedarse para entrar los 3 juntos en meta.
Llegada a meta de las manos
Entramos en el pueblo y nos volvemos a encontrar con David, nuestro amigo de los 60 kms, que nos acompañó hasta que llegamos a la última recta. Y esta ultima recta buenísima, con los 3 juntos de la mano entrando en ella. Tiempo final de 4h42m16s, a una media de 7:34, que no está mal. De los 37 kms, tan sólo en 9 de ellos he andado.

Una vez en meta, saludo a mi mujer e hijos, que habían ido a esperarme y nos fuimos todos para el pabellon cubierto, donde estaban preparando un par de magníficas paellas y la entrega de trofeos. Allí estuvimos un buen rato de charla y degustando las paellas tan riquísimas que nos prepararon, Daban ganas de repetir una y otra vez, yo me tomé 3 platos.

El balance final es que la moral sigue reforzándose tal como ocurrió la semana pasada. A partir de ahora ya vamos bajando kilometraje. Muscularmente, tanto la semana pasada como esta he acabado perfectamente, y es bastante raro en mi. La parte mala son los tendones rotulianos. Durante el ejercicio molestan algo, aunque tampoco mucho; pero luego, sobre todo al día siguiente y la rodilla derecha, la verdad es que sí que molestan bastante. Y así he estado el dia después de la carrera, con bastantes molestias. Esto hace que dos dias seguidos me sea imposible correr.

Respecto a la carrera, quitando los problemas organizativos relativos al recorrido, finalmente quedó muy bien. Quizás lo unico que eché en falta fue más isotonica, platanos y frutos secos en los avituallamientos. Felicitar a Fran Castillo y el resto de colaboradores por la organización. Con tiempo y con la burocracia de su parte, pueden hacer algo muchísimo más grande en este maravilloso entorno que es el corredor verde del Guadiamar.

Durante la carrera hice algo de grabación en video y esto es lo que salió:


En relación al resto de entrenos de la semana:
El lunes 10 kms de carrera contnua en una hora a ritmo tranquilo con molestias en las rodillas, y no muy buenas sensaciones en general. Desde el km 4 me he encontrado a Juan Carlos y fuimos de charla todo el tiempo.

El martes, visita de nuevo al fisio, Jose Antonio Salas Lluch. Me trató Marta. Primero las plantas de los pies, las tengo muy castigadas de la gran cantidad de horas de las ultimas salidas y quiero intentar que los pies me duelan lo minimo posible, bastante dolor en ellos al realizar el masaje; pero parece que han quedado mucho más relajadas. Luego los gemelos y los isquios, mucho mas dolor en el gemelo. Aunque corriendo afortunadamente no me molestan, los gemelos estaban bastante contracturados.
Luego ha pasado a las rodillas, la izquierda que es la que mas duele casi no me dolio al masajear el tendon, sorprendentemente. Y en la rodilla derecha el dolor fue tremendo, brutal.
Creo que las rodillas han quedado algo mejor, aunque como hablamos el otro día, hay que esperar después de Ronda a realizarles el tratamiento especial recuperador.

El miércoles, Caco suave de 2 horas, con calor; trotando solo las cuestas abajo, y haciendo prácticas de la técnica con los bastones. Creo que puedo mantener facil un ritmo andando por debajo de los 10' el km.
Además he aprovechado para hacer un mapa con prácticamente todos los caminos del Zaudin, he intentado pasar por todos ellos.
Y el viernes un trote de unos 35' previo a la carrera del domingo.

La semana que viene bajamos kilometros, más fisioterapia y primera carrera del circuito del IMD acompañando a Merche

Articulos relacionados por categoria