martes, 29 de enero de 2013

2ª Media Maratón Cross de Puebla del Río

Espectacular dia vivido ayer en Puebla del Río, en la Media Maratón Cross que organiza el C.A. Puebla y de la que todo el mundo habló tan bien el año pasado. Las expectativas se han cumplido con creces, y no solo eso, sino que en algunos aspectos me ha impresionado enormemente.

Lo primero que hay que decir es que es una Media Maratón fuera de lo común. Es un cross de 21 kms, en un paraje de una belleza extraordinaria y seguramente desconocido para muchos sevillanos. Los alrededores del Monte Gurugú. Este pasado verano hicimos un par de entrenamientos en esta zona y quedamos impresionados por la belleza y la dureza de este lugar. Aunque, con el recorrido preparado por el C.A. Puebla iban a sorprendernos aún más, tanto en cuanto a belleza como en dureza, a lo que yo ya conocía.

Durante la semana tengo muchas dudas sobre qué ritmo salir durante la carrera. Como no es una Media llana, no puedo pensar en salir a un determinado ritmo y mantenerlo o ir en progresion... Quizás no sea la mejor prueba para afrontar como preparación del Maratón, pero hay que intentar probarse y sobre todo disfrutar de la carrera que es para lo que vamos allí.
Dias antes reviso la lista de inscritos y veo que hay muchísima buena gente conocida. La mayoría que ha podido (porque solo hay 500 plazas) se ha apuntado a esta Media, harta y descontenta de otros años con la otra Media que hay en la capital, la Media de la Isla de la Cartuja.
Respecto a mi ritmo, al final decido plantear la carrera en 3 partes distintas. Primera parte de salida del pueblo y llegada a la "zona cero", los alrededores del Gurugú, la parte más dura de la prueba. Segunda parte el recorrido por la "zona cero". Y tercera parte la vuelta a Puebla del Río. En la primera parte llevar un ritmo rapidito pero controlado. En la segunda sin presion ni idea de nada, un "a lo que salga". Y en la tercera parte darlo todo a ver cómo me consigo encontrar.

El hecho de acudir a la prueba sin mucha presion, me hace dormir muy bien, pero por la mañana me surge una duda de última hora. Pensaba correr con las Trabuco, es la zapatilla adecuada para el terreno que vamos a cruzar, y con posibilidades de bastante barro. Pero recuerdo que en la Alcalá Panadera y al ir a un ritmo más rápido de lo que suelo ir con ellas (entendiendo por ritmo rápido menos de 5:30) me ocasionaron alguna rozadura en la planta del pie. Como no quiero ocasionarme un problema tontamente a poco de la Maratón, y tampoco me voy a poner las Pegasus nuevas para machacarlas de barro. Decido ponerme las viejas Pegasus, las negras. Las que ya tenía retiradas y que pensaba que no iba a usar más. Les iba a conceder una última actuación.

Respecto a avituallamientos y tal, decido no llevarme mi bote de líquido (error) y tirar con pastillas masticables de isostar y el agua que me proporcione la organización.

Total, que llego temprano, antes de las 10 de la mañana a Puebla del Río. En la recogida de dorsales ya se aprecia la buena organización. La verdad que el tema de dorsales, creo que organizado por conchip. De lujo. Se podía consultar en la web los dias antes la lista de inscritos y los dorsales de cada uno. Luego varias mesas para la recogida de los dorsales, por numeración para que no hubiese colas.
Te entregaban el dorsal personalizado y el chip con un velcro para el tobillo. Nada de tenerse que desatar los cordones y meter el chip, sino sencillamente cogido con velcro en el tobillo.
El cronometraje espectacular. Pocas carreras hay en Andalucia tan bien cronometradas con el sistema de chip. Alfombra en la salida, para tener el tiempo real de cada corredor y no solo el tiempo oficial. Por supuesto también en meta, y además en medio del campo, a mitad de recorrido otra alfombrilla como control de paso y en la que la conchip ha permitido consultar tiempo intermedio.
La clasificación estaba casi instantánea impresa en un tablon en meta, además de en la web. Y para rizar el rizo, desde casa se podian consultar los tiempos de entrada de cada corredor de forma on-line.
La verdad que solo he visto cronometrajes de esa categoría en Cross de Itálica y hace dos años en el Maratón de Sevilla. Un fuerte aplauso para los de Conchip.

En la salida tengo la ocasión de saludar y charlar con multitud de amigos. Pinteño, Havié Rosales y su mujer, Pastora; que debutaba en una media. Pedro Ramirez y su hermano David, muchos Pretorianos de Tomares, Harold, y algunos más... Veo incluso por allí al presidente del Sevilla, Jose Mª Del Nido, que va a participar en la prueba, pero la gente no le da mucha bola. La comidilla era que "este no me vaya a ganar". En fin, rato entretenido que pasamos y me vuelvo al coche para prepararme para la salida. El tiempo está nublado, pero no parece que vaya a llover, ni cojo gafas ni gorra para la lluvia.


Perfil de la carrera
Un poco de carrerita suave para calentar algo, pero no me da tiempo a gran cosa. Nos colocamos en la salida y charla con Pepe Roldan, de los pretorianos, pero nos pilla de repente el susto de un cohete y esa es la salida. Todo el mundo se pone en marcha.
Los primeros metros un paseo por el pueblo, donde casi todo el recorrido era cuesta abajo, salvo algun pequeño trozo. Me fijo bien en todo el recorrido, para conocer luego lo que nos esperará al final. Se me queda grabada una curva de casi 360º con un fuerte desnivel en descenso.
Salida
La animación por el pueblo espectacular. Una grandísima cantidad de gente que sale a la calle a animar. No voy a decir que como se pone Los Palacios cuando hay carrera, pero casi.
A poco de salir me encuentro con David y con Pinteño, los habituales compañeros de ruta, y seguimos juntos. Cruzamos la pasarela de la carretera general, y bajamos hasta la zona donde saldremos hacia el gurugú, siempre con mucha gente. Poco antes de salir del pueblo, me encuentro con Pepe Sosa, que se le ve con muchas ganas, hablamos un poco y continuamos hacia adelante.
Charlando con Pepe Sosa
Cogemos una carretera que sale del pueblo y ya enseguida un camino de tierra que ya será asi hasta los kms finales. De vez en cuando hay que sortear charcos y algo de barro, y tener cuidado con pisar algún agujero. Por aqui da la impresion de que el camino es un poco en ligera subida. Poco a poco nos acercamos e integramos en un grupo donde va Pedro Ramirez, del Mairena.
Hasta el km 5 vamos pasando los kms a un ritmo aproximado de 5:10 - 5:15. Hasta este momento me encuentro bastante bien. Pero ya empezamos a echar de menos tomar algun sorbo de agua. Según el mapa, el primer avituallamiento se encontraba sobre el km 6 pero llegamos allí y nada de nada. Me meto en la boca una pastilla del masticable Isostar, pero del avituallamiento nada de nada y se me hace una pasta extraña en la boca. Necesito agua para echarla para abajo.
Y empezamos la subida al Gurugú. No es una subida muy larga, poco menos de 1 km. Al principio bien, pero como se ve en el perfil cada vez mas complicada. Se me hace duro, la verdad que yo antes he subido por aquí, pero ahora me parece incluso más duro que cuando yo he pasado.
Poco a poco se estira el grupo, nos ponemos en fila de a uno y a sufrir cada uno con lo suyo. David y Pinteño se van por delante, y yo me quedo algo atrás. En un pequeño descanso con algún charco que otro veo que David le esta dando bien fuerte y se destaca, Pinteño va detrás y entre otros algo mas cerca mia por delante Pedro. Intento seguir a Pedro y me coloco casi detrás suya el resto de subida.
Ya se ve cerca la casa del guarda abandonada que tiene el gurugú en su cima. Y se ve que aqui es donde está el primer avituallamiento, ya algo más del km 7.
Para mi sorpresa el avituallamiento es con vasos, necesito ya el agua para quitarme el sabor de la pastilla y refrescarme, con lo que paro para beberme el vaso de agua, aunque ni está completo y además una parte me la tiro encima, pero sin mas oportunidad de descanso salgo corriendo hacia adelante.
Final de la primera subida al Gurugú detras de Pedro, y tapado
La situación ahora es que a Pinteño y a David ni les veo. A Pedro sí que lo sigo con la mirada, pero ya está lejos. El terreno que viene ahora también lo conozco, pero igual que antes se me hace durísimo. Continuos sube y baja de 20 o 30 metros, pero que te dejan destrozado. Y es que cuando yo he pasado por aqui fue haciendo caco y el esfuerzo no tiene nada que ver.
Es dificil explicar cómo es el terreno ondulado. Pasamos como si fuera el lateral de una colina con su propia inclinacion, pero las ondulaciones  que pasamos subiendo y bajando no son las de subir y bajar la colina, sino la de las erosiones de lluvia propias de la colina. Es decir subimos y bajamos por un terreno que ya de por sí está de lado. Me empieza a molestar la zona del juanete del pie derecho, debido a esa inclinacion. Por esta zona ya se ve gente que se pone a andar, y ya parece lo mas sensato, pero continúo. Uno de los grupitos que se pone a andar es del Palaciego de Montaña, creo que son con los que estuve un rato corriendo en La Valiente, hasta que se fueron por delante. Los paso, pero hacia adelante la distancia con mis compañeros es aun mayor, aunque sigo viendo sólo a Pedro, pero con más distancia que antes respecto a mi.

Antes de llegar al km 10 y ya en una subida corta pero con un nivel que se las traía, me hecho a andar. Es poco tiempo, porque en nada empieza una bajada, luego otra subida y todo el rato así. Pero ahora entramos en una zona donde vamos por un sendero muy estrecho donde solo se cabe uno a uno y que va por dentro de un pinar de ensueño. El paisaje ha cambiado mucho y es tan espectacular como duro, y todo el tiempo para arriba y abajo. Ahora voy detrás de un par de corredores que me dicen si quiero pasarles, pero les digo que no, que me mantengo detrás. Y es que decido, después de la primera parada, que ya todo este tramo lo voy a hacer bien tranquilo.
Un poco después, sobre el 10,5 llegamos al segundo avituallamiento  y donde también está la alfombra del control de chips. Aquí tuvieron que hacer los organizadores un buen despliegue técnico para poder poner ahí el control de chips. Me pareció ver incluso un camión del ejercito con algunos soldados.
El avituallamiento igual, con vasos. Tomo medio vaso de agua, pero ya es demasiado tarde para poder echarme a la boca otro masticable de isostar, pero aprovecho para beberme otro medio vaso de isotónica que me ofrecen. Pasado el avituallamiento, ahora si pido paso a los que me preceden para ir algo mas rápido, ya que van andando. Sigue todo el paisaje espectacular, y algún que otro tramo técnico con algunos saltos y todo. Otra cosa a destacar es que por raro que fuese el sitio donde te encontrases, siempre aparecía un voluntario para indicarte el camino y además con una sonrisa y con palabras de ánimo, y muchas veces hasta echando fotos. Impresionante el trabajo de la organización en ese aspecto también. Aquí tal como antes, por segunda vez, en una subida más técnica me pongo a andar y justo al llegar arriba otra vez a correr.
Hasta el km 12, que ya está cerca, los parciales son bastante mas altos de 6' con las dos paradas, y una tercera en el avituallamiento; pero ninguno pasa de 7'. En este punto, se empieza a salir del pinar y a lo lejos y ya con el paisaje más abierto, se ve una autentica fila de corredores subiendo por aquí y bajando por allá, y vuelta a subir mas a lo lejos. Intento con la mirada buscar la camiseta de mis amigos pero nada de nada.
Nada más salir del pinar, empieza una subida mas larga que otras pero más tendida, comienza en un barrizal pero me pongo a correr y puede que aquí sea donde empiezo a adelantar gente. Poco a poco voy cogiendo buen ritmo y me voy encontrando mejor, al llegar arriba una gran bajada, giro y un camino que vuelve a subir hacia la izquierda. La vista desde aquí es espectacular y consigo distinguir a Ana Otero que está a unos 200m delante mía e incluso consigo ver a Pedro algo más alejado que va en un grupo del que parece que hay gente descolgándose.

De repente pienso que mi situación es bastante buena, ya que normalmente tanto Pedro como Ana van bastante mas adelante que yo en las carreras. Y, me he quedado rezagado, pero tenerlos a la vista a estas alturas ya es para estar contento. De cualquier forma, ahora ya me encuentro mucho mejor e intento hacer un esfuerzo por darles caza.

De esa manera, bajo la colina donde estaba, subo la siguiente y me acerco mucho a Ana, pero en la bajada Ana se me vuelve a escapar, hay que ver que bien bajas, Ana. Con una buena técnica balanceando los brazos, que ya mismo tengo que aprender. Pero no hay tiempo de muchas bajadas porque enseguida viene otra subida. Giramos a la derecha y ya me parece intuir que esto se acaba porque ahora ya si recuerdo esta parte, y estamos a punto de comenzar de nuevo la subida al Gurugú por la parte Oeste, de frente a como lo subimos antes.
Ultima subida al Gurugú. Genial foto, subiendo a buen ritmo y buscando con la mirada el próximo grupo a cazar.
Una vez que ya estoy seguro de donde estoy y de que solo queda esta subida y luego la bajada en dirección a la vuelta al pueblo, me conjuro para poner todo el esfuerzo en hacer una buena subida. Cuando empiezo veo a Pedro hacia la mitad y Ana ya cerca mia. Comienzo la subida a buen ritmo, tengo que apartarme de la senda buena cada poco tiempo adelantando a 4 o 5 corredores, entre ellos a Rafa Jaldón, al que animo. Cojo a Ana y la paso. Un voluntario haciendo fotos dice que es la ultima subida y Ana le contesta que ya se lo han dicho varias veces. Yo le digo que sí lo es, que queda poco para llegar arriba, que apriete. Y a buen ritmo (en los dos ultimos kms ya a menos de 6' con las subidas y todo) llegamos arriba del Gurugú, donde está el ultimo avituallamiento, km 14. Me tomo mi masticable. No tengo otra manera de beber en el vaso que volverme a parar, pero solo me dan medio vaso de agua. No he podido ni quitarme el sabor de la pastilla. Con la parada, Ana me adelanta otra vez y empieza una vertiginosísima ultima bajada de la prueba. Como siempre, va mas rapida que yo y me saca de nuevo un poco de distancia. Pero ya me decido a tirar fuerte hasta donde pueda.

A poco de completar lo mas duro de la bajada doy caza tanto a Ana como al grupo donde va Pedro. Les doy ánimos y continuo a buen ritmo hacia adelante. Me encuentro ahora bastante ben, y quiero tirar fuerte hasta donde pueda, ojalá pudiera llegar hasta meta así.
Por delante mía hay muchos corredores desperdigados y algún grupito. Voy cazando y sobrepasando grupitos y corredores con una velocidad increible. No me paro a recuperar con ninguno de ellos, cuando llego a uno lo sobrepaso y me marco el objetivo de llegar al siguiente, y así una y otra vez. Las sensaciones son estupendas. En alguna ocasión, rebaso a algun que otro corredor conocido y me da animos, Incluso recibo ánimos por mi nombre de un corredor, al que no caigo en conocer, no sé si será un lector del blog...
Otro de los que rebaso y lo encuentro muy cansado es a David, me dice que va regular. Sigo hacia adelante, aunque ya veo casi imposible capturar a Pinteño. Paso km 16 en 4:48 y km 17 en 4:56. Sobre el km 18 el terreno deja de ser bajada para picar un poquitito hacia arriba, y aunque sigo con la misma tónica de adelantamientos ya cuesta más trabajo. Km 18 en 5:09. Me empiezo a notar que me falta gasolina. Sin duda alguna por aquí necesitaría otro avituallamiento, y ya hasta meta no queda nada para tomar. Con los vasos de agua he bebido muy poco, seguro que bastante menos de medio litro en total, y para una prueba tan dura no es suficiente.
Noto que mi velocidad se va asimilando a la de los corredores que ahora me estoy encontrando, y les rebaso pero con mucha más dificultad que antes. En el km 19 ya lo empiezo a pasar regular, la gasolina es poca. Sale en 5:20. Entramos en Puebla y hago de tripas corazón. Acabando el km 20 y ya dentro del pueblo una gran subida, que me conjuro para no dejarme ir y darlo todo. Adelanto en ella a unos cuantos y el km 20 sale en 5:31 que para el terreno que era está muy bien.
Bajada donde descanso un poco y voy pensando en el giro de 360º con fuerte desnivel, me relajo al ritmo de un grupo de 4 corredores y me reservo para hacer una buena recta de meta, giramos a la izquierda, y no caigo que ya estamos en la calle Larga, que es la recta de meta. Yo sigo esperando el giro a la derecha para luego hacer la subida. Y de repente, a lo lejos veo el arco. Aprieto pero ya he dejado escapar unos segundos que me hacen perder el 1h58 del reloj de meta, no del tiempo real. Llego finalmente a meta con una sensación alegre por el buen ultimo tercio de carrera realizado, pero mezclada con triste por no haber disfrutado más de esa recta final.
Llegada a meta
Al llegar a meta el speaker inconfundible, Juan Garrido, que dice mi nombre al entrar en meta. Tiempo final por mi reloj 1h58m52s. Conseguí bajar de las 2 horas.
Una foto con mi "míster", Jesús. Genial carrera que hizo
Al llegar, saludo a Pinteño, que ha hecho una grandisima carrera, y a mi míster Jesús  y a Almudena; que han hecho también una carrera maravillosa, y a muchos compañeros más.
En definitiva, una carrera que no se si catalogarla como de trail. De ser así mi rendimiento ha sido muchisimo mejor que otras, estando ahora al nivel de gente que hace poco estaba muy muy lejos mía.

De los datos del tiempo intermedio de la clasificación, he podido comprobar que desde el punto intermedio a meta pude adelantar a 59 corredores. Y no hubo ninguno que me adelantara a mi, en ese rato. Una auténtica pasada.
Todo han sido satisfacciones en esta carrera, como he dicho antes el único pero de quedarme algo sin gasolina, y para evitarlo quizás deberia haberme llevado un bote con liquido. No hubo un problema de falta de agua, si hubiese llevado el bote me hubieran rellenado lo que hubiese querido. El problema fue el avituallamiento en vaso. Como propuesta no estaria mal poner botellas y algun contenedor a una distancia prudencial del avituallamiento donde se pueda llevar, o bien llevarla en la mano hasta el siguiente.

La llegada a meta también muy bien organizada y con muchos regalos. Una cuña de chocolate para cada corredor!!!. Lata de bebida, y la bolsa del corredor, organizada la entrega por numero de dorsal, y en cada bolsa la camiseta de la talla que habia elegido cada uno.
En la zona donde la gente charlaba, fuentes con frutos secos para ir picando. Y para colmo, y una lástima que no me pude quedar una comilona con varias paellas que hicieron para corredores y acompañantes.
Rueda de cuñas de "Las Melonas", de regalo para la familia.
Esta carrera ya tiene que ser fija para todos los años. Lo malo es que el año que viene va a haber verdaderas tortas para conseguir dorsal.


Distancia andando, trotando y corriendo. (tan solo 200m andados)

Posición final: 307 / 488.

Articulos relacionados por categoria